enculandochina
Me encantan las chinas porque su cultura las hace sumisas y pocas veces dicen no a algo. Por eso, aprovechando que pude follarme a una china que estaba como un queso, quise hacer la prueba de metérsela por el culo sin previo aviso para ver cómo reaccionaba.

Mi suposición era cierta, y la chinorri no dijo ni media palabra. Tal vez porque le gustara o quizás por esa mentalidad sumisa de la que hablaba, pero lo cierto es que estuve bombeando su culo como un martillo hidráulico y no tuve ni una queja.

(432)