oficionovata

 

El porno de hoy en día ya no tiene florituras. La receta es muy simple, un hotel, y una chica mona, a ser posible, novata y que se le note. Con estos ingredientes pueden cocinarse videos porno bastante morbosos, en los que lo que se intenta es sacar el máximo partido de la inocencia de la novata. Que trague hasta el fondo, y si se deja, encularla. Y para rematar la fiesta no puede faltar una corrida en la boca y pedirle que demuestre que se lo traga. Normalmente lo más divertido de todo es la cara que se les queda al terminar.

(1003)