flaquitachupando
Esta flaquita no sabía la que le esperaba cuando sacó el rabo de su amigo y comenzó a mamar. Ella sólo quería chuparle la puntita un rato, nada más, pero no contaba con que él iba a entusiasmarse y pedirle que le diera su culito.

El problema es que ella lo tiene muy estrecho, y su amigo calza una buena herramienta, así que cuando empezó a bombear su culo sintió como si la estuvieran atravesando cuarenta lanceros bengalíes.

Es lo que pasa por ser tan zorra y no medir las consecuencias. Ahora toca joderse y no sentarse en una semana hasta que el agujero retorne a su estado normal.

(1898)

Categorías:

Anal XXX, teens

Etiquetas: