Dos jóvenes teens tienen ganas de jugar con su amigo “el negro pollón”, son jóvenes e inexpertas sedientas de sexo y la enorme polla de su amigo les llama mucho la atención, juegan con ella hasta ponerla bien dura, ambas chupan sin cesar y cuando llega la hora de metérsela por el coño se turnan una y otra vez.
Trío interracial de colección.

(9605)