anorexica
A mí me ponen las chicas con carne donde agarrar, pero llevaba meses sin mojar el churro y ya no aguantaba más. Así que me acordé que tengo una vecina anoréxica que me tira los trastos desde hace tiempo y a la que no le hago ni caso y pensé que al menos tendría un coño para vaciarme.

Dicho y hecho, la busqué y no tardé ni cinco minutos en tener mi verga en su boca. La verdad es que me daba un poco de apuro porque parecía que se me iba a romper de un momento a otro, pero al final la follada resultó satisfactoria y ella acabó con todos los huesos en su sitio.

(1132)

Categorías:

teens

Etiquetas:

,