Una joven se encontraba tumbada al lado de su piscina mientras un encargado de mantenimiento se encontraba trabajando, el reclamo su ayuda. La conversación entra ambos empezó a fluir, tanto que la muy guarra reclamó al trabajador ver su rabo. Cuando lo vio se quedó boquiabierta, en su vida había visto una polla tan grande! Y dudaba de si en caso de intentarlo podría metérsela por el coño, pero no había nada que desease más en ese mismo instante. Se lanzó a por ella y empezó a chupársela, la joven se encontraba empapada así que decidió probar suerte, quería sentir esa enorme polla dentro de ella! Tras varios intentos lo consiguió, joder que apretado estaba sintiendo su coño! La verdad es que no tardo en tener su primer orgasmo, este día no lo olvidará nunca!

(8721)