negrita-guapa-y-tetuda
Llegados a cierta edad muchos hombres maduros quieren recuperar sus años de juventud y hacer todo aquello que no pudieron hacer por aquel entonces. Y una de las cosas que les ha quedado pendientes a muchos es lo de follarse a una negrita, así que, como éste era uno de ellos, no paró hasta que logró ligarse a una jovencita tetona y muy guapa de piel oscura.

El gañán se lo pasó de fábula con ella, y experimentó una nueva sensación, la de gozar del contraste que su blanca lefa hacía sobre la piel de la negrita.

 

(741)