negroytetona
Este negro le tiene echado el ojo a una gordita que más que tetas se gasta ubres. Sabe que será una presa fácil para su nabo y no se equivoca.

Así que sin muchas contemplaciones se le acerca y a los pocos segundos ya está masajeando esos enormes melones que se gasta y metiendo su polla en el chichi de la jamona.

Agarrar esas carnes de su culo y disfrutar el bamboleo de sus gigantescas tetas es tan placentero que el negraco se recrea en ello y sigue dándole duro, lo que provoca que la gordita se retuerza de gusto y lance sinceros gemidos de placer.

(1217)

Categorías:

interracial, Tetas naturales, Tetonas

Etiquetas: