Una joven tras solicitar ayuda a un policía y montar en su coche va comprobar que si estás buena ni de las fuerzas del estado te puedes fiar y es que este policía se va a follar a esta joven abusando de su autoridad. Una vez dentro del coche y tras una conversación el policía manda a la joven a ponerse en el asiento delantero, una vez allí ella le comerá la polla y se pondrá a cuadro patas de forma muy sumisa accediendo a tudas las peticiones del policía mientras todo lo que allí sucede está siendo grabado por la cámara de seguridad del coche, dudamos que la joven sea consciente de este detalle.

(5348)