Seducido por los pies de su recepcionista

El trabajo a veces puede convertirse en una ardua tarea, sobre todo si tu compañera o recepcionista está tan buena como esta y te es imposible prestar atención a tus asuntos y tareas.
Pero la cosa puede hacerse más entretenida si, al igual que ella a ti, tu le pones y empieza a seducirte con tu punto débil: los pies.
Y es que esta morena de largas piernas e increíbles pies, no duda ni un segundo en acercarse, abrirse de piernas y meterle sus dedos de los pies en la boca, para después dejarse follar hasta que el hombre se corre sobre sus pies.

[wptab name=’VK (HD)’][/wptab]

[end_wptabset]

(278)